UNA INTRODUCCIÓN AL TRANSHUMANISMO

Como iniciar esta introducción sobre esta concepción que comezó desde la época de los grandes inventos en el Renacimiento europeo, durante los siglos XVII y XVIII, la revolución de las ideas, creaciones teóricas del pensamiento filosófico occidental racionalista, en el cual se establecieron formas ordenadas para capacitar la memoria y posteriormente, con las indagaciones del subconsciente, trajeron nuevas versiones sobre la vida, la sociedad, la economía, la cultura, la ciencia que se abría a nuevas posibilidades, donde se puedieran dar explicaciones legítimas que había sido resguardadas en los monasterios, claustros y recintos universitarios, ahora cobran vida y se destinan para la creación de un bien común, la naciente sociedad, con nuevas leyes y principios para entender la geografía, el espacio hacia nuevas tierras a ser colonizadas, donde se puedan usufructurar los recursos naturales, y donde también se comienza a reconfigurar otro tipo de humanidad con tradiciones y una disioncracia al sincretismo religioso cristiano. El encuentro de dos culturas distintas con niveles de desarrollo diferentes, con formas simbólicas y linguísticas diferente, pero con una gran riqueza arqueológica e histórica, que antecedieron a las que se establecieron en todo el continente europeo.

Esto trajo nuevas ideas y concepciones que fueron el origen de nuevas formas de relación social, de explotación y nuevas formas de esclavismo y colonización militar, politica y religiosa impuesta como un gran aparato de control de las conciencias, porque estaba estipulado desde los reinos y desde una iglesia retórica, enajenante e intimidadora de las conciencias humanas. Esto trajo como consecuencia que también se establecieran nuevas creaciones tecnológicas incipientes, pero al final y al cabo, ya era un avance significativo para iniciar la construcción de un Nuevo Mundo que traería frescor y nuevos impulsos a la vieja Europa, que había vivido ya un periodo de oscurantismo medieval y fanatismo religioso.

Los albores de esta nueva tierra traería riqueza, explotación, avaricia, enfermedades nunca vistas en este continente donde prevalecene hasta nuestros tiempos, grandes misterios de la humanidad desde sus inicios en este mundo. Aun se podría asegurar un destino y un proyecto comunitario donde se podría tener acceso a la vasta riqueza de los recursos naturales, como fértil campo para posteriores formas de depredación, destrucción y extinción de especies, entre otras tantas barbaridades acometidas por estas nacientes civilizaciones que apostaban por un futuro lleno de posibilidades y salvaguarda de sus propiedades, ahora certificadas por las coronas europeas y demás formas de imperialismo colonial. Esto fue parte de un antecedente que ha prevalecido hasta nuestros días. Nos referimos a las formas variadas para apropiarse de cualquier forma, sobre tierras sagradas, que posteriormente fueron utilizadas para el ganado, sembradío de plantas ajenas a ese clima, pero de manera gradual fueron adaptándose al suelo y clima de las regiones a lo largo de todo el continente americano.

La explotación de minerales y demás yacimientos, trajo en consecuencia, la creación de herramientas y posteriormente de máquinas cada vez más especializadas, con todo este largo procesos de explotación de vetas y la manufacturación de los productos posibilitó que se abrieran nuevos métodos y modelos de producción. Por su parte, las máquinas requirieron mayor espacio y distribución de terrenos, con esto se aseguraba que la producción de riquezas y bienes tuvieran un amplio margen de crecimiento económico y político, con ayuda de leyes, normas y regularizaciones, trajo consigo la creación de organizaciones que posteriormente se fueron conformando como sistemas (sociales, económicos, políticos, educativos, culturales, científicos y tecnológicos). La siguiente fase de esta manifestación civilizatoria humana, fue detonando hacia nuevos derroteros de trnasformación y supuesta mejora en la calidad de vida. sin embargo, detrás de todo este simbólico crecimiento de las nuevas naciones, también vino aparejada, sistemas de control social, que hasta el momento se han ido mejorando, a tal punto, que ya podemos vislumbrar por ejemplo, como la creación de máquinas inteligentes robotizadas que simulan o emulan las funciones de un organismo humano son cada vez más reales de lo que nos podamos imaginar.





Irán sustituyendo las capacidades y habilidades evolutivas, cognitivas humanas, para dar el siguiente gran y temeroso paso hacia un "Mundo Feliz", donde la bioingeniería y la creaciónde máquinas que logran superar el coeficiente de inteligencia de un humano, y son capaces también de autoregenerarse y reconstruirse, son aspectos y señales que nos advierten hasta dónde será posibloe que por este intento del avance científico, en manos de organizaciones y estructuras sociales bastante bien edificadas, tienden con base en ese gran discurso de los avances científico-tecnológicos, la señal de alarma y advetencia ya está tomando su propio rirmo de aceleración, ese es parte del inicio del reto de continuar y permanecer como especie, o tal vez, es su extinción. ¿Uds., qué opinan? Chequen este video:



Recomiendo este video introductorio que aborda el tema del Transhumanismo, su visión, avances e implicaciones para la sociedad del siglo 21, según la obra clásica de ciencia ficción de Aldous Huxley: "New Brave World" (El Mundo Feliz).

Comentarios

Entradas populares