Impactos de una ciudadanía transhumanista (1a. parte)

Después de habernos retirado por un lapso de tiempo, ahora regresamos con un nuevo artículo, que esperamos cauce, reflexión y no sólo derive a una mera polémica sin trasfondo en las redes sociales o en otros ámbitos académicos, políticos y culturales. El nuevo tema que vamos a abordar, tiene que ver con la actual noticia que transmitieron a nivel mundial desde Arabia Saudita y su ambicioso programa de inteligencia artificial, que ya tiene un prototipo de androide robot, con rasgos de piel sintética, como si fuera un maniquí de mujer programado, del cual han declarado abiertamente su derecho a una ciudadanía universal por decreto único de la empresa que lo diseño y creo. nos referimos a ese intento aberrante de bioingeniería que le denominan "Sophia", en alusión al concepto de Sabiduría, concepción del pensamiento filosófico clásico griego, como un símil o alter ego, de lo que parecería ser más adelante, una importante industria del siglo XXI, nos referimos obviamente a la posible producción masiva de robots humanizados, o más bien trans-humanizados, que ahora nos dan a conocer su primer intento mediático de lo que más adelante la gente más pudiente, o de las industrias de este siglo van a querer obtener para ubicar nuevas plazas de empleo que sustituyan a la mano de obra en las fábricas y en las industrias donde se fomente la producción de conocimiento, especialmente las que producen material informático por ejemplo.

El solo hecho de pensar lo que esto traerá en consecuencia, es parte de los impactos en la economía, pero también consideremos, en cuanto a lo que se espera se inserte en los procesos cognitivos de la especie humana, que va a tener que interactuar con estas inteligencias artificiales de manera cotidiana, cuando te los topes en las calles o en los servicios de transporte, cuál sería la respuesta de la gente ante estos nuevos acontecimientos, de todos modos, ya nos están dando a probar algo de lo que se espera se va a empezar a producir y difundir.


La esperanza de vida humana en este planeta se vuelve cada vez más caótico, con la cantidad de problemas tanto económico, como religiosos e ideológicos, entre otros tantos, pero también los que se provocado por la contaminación ambiental, o las propias manifestaciones sísmicas, telúricas, con huracanes cada vez más peligrosos que se manifiestan cada año con devastaciones considerables en las ciudades cercanas al mar y al interior de los propios países cuando provocan lluvias intensas acompañadas de inundaciones y pérdidas humanas. Por el otro lado, también con la aparición de enfermedades que supuestamente ya habían sido erradicadas, ahora vienen fortalecidas y creadas de manera estratégica en laboratorios auspiciados por grandes firmas empresariales que se han unido para el proyecto de control de la tasa poblacional, son otros tantos factores que se suman en la estrategia táctica  global de equilibrio socio económico y limpieza sistemática respecto a los tiempos que se avecinan en perspectiva  por venir, los cuales no son bastante alagadores para la supervivencia de las familias y de la propia sociedad.

En ese sentido, comienza una campaña de difusión de parte de unos de los países donde la riqueza petrolera les ha dejado un superavit que les ha permitido transferir su propio sistema financiero a otros ramos de la producción, ya no tan dependiente de la industria de los hidrocarburos, porque ahora su apuesta y plan a mediano y largo plazo, es la de explotar y crear proyectos basados en la informática, la biotecnología y la inteligencia artificial: una fase de preparación para el siguiente salto de la humanidad hacia nuevas posibilidades de salvación o es acaso también el anuncio de lo que ya han prevenido escritores de ciencia ficción (Asimov, Phillip K. Dick, y otros) y cineastas de la escuela del realismo alemán predijeron en lo que vendría a ser una ciudadanía explotada y manipulada por un diabólico engendro de mujer robot: "Metropolis", que vaticinaría la caída del capitalismo y de la propia sociedad tal como la conocemos. Una visión parecida con otro toque parecido, es la versión japonesa de la película anime que lleva el mismo nombre, un punto de reflexión que retomaremos y abordaremos en la segunda parte de este artículo, ahora con un enfoque de una hermenéutica del sujeto. análisis de lo que apenas vislumbramos e interpretamos de esta nueva realidad.



Comentarios

Entradas populares